www.acec-web.org
números publicados
hemeroteca
El boletín de la ACEC
inicio >

< suscríbete

versió en català >
 

núm. 59  /  26/2/2010

 

S

U

M

A

R

I

O

Diariamente, la ACEC envía por correo electrónico los Titular(e)s Digital(e)s a los asociados subscritos, con la última información de la agenda de actividades y links a noticias culturales, especialmente de temática literaria, aparecidas en los principales medios de comunicación nacionales e internacionales.
suscribirse>


al sumari
Menos actos culturales, pero de más calidad

La disminución de la aportación económica de CEDRO a la ACEC provoca un recorte del presupuesto para 2010


Asamblea General Ordinaria de la ACEC 2010(Foto:Carme Esteve)
“La drástica disminución de los ingresos de CEDRO, que repercute directamente en los recursos que recibe nuestra asociación, unida a la situación de crisis económica generalizada, nos ha obligado a instaurar un régimen de austeridad y extremar la prudencia a la hora de programar actividades culturales”. Con estas palabras explicaba la presidenta de la ACEC, Montserrat Conill, el pasado 22 de febrero durante la Asamblea general de la entidad, la reducción del presupuesto para actos culturales para este 2010. De este modo, la prioridad de la Asociación es la de mantener íntegramente los servicios a los asociados y “potenciar más el contenido y la calidad de los actos culturales que el número” y buscar “acuerdos de financiación para proyectos concretos con entidades privadas”. Conill recordó el acuerdo firmado hace pocos días con la Fundació Lluís Carulla para financiar las Jornadas de Excelencia –8, 9 y 10 de marzo–, que este año están dedicadas a la Edad Media.

En este sentido, también se pronunció Josep Anton Soldevila, tesorero de la ACEC, al repasar la memoria contable de 2009 y hablar del presupuesto para el 2010 (272.946 euros). “Llevamos dos años en los que la aportación de CEDRO se ha reducido más del 40%”, explicaba Soldevila, que remarcó que la Asociación no realizará “ninguna actividad fuera de las habituales sin el apoyo de una entidad externa”. Entre las medidas de restricción económica, también enumeró la publicación de un solo volumen de “Cuadernos de Estudio y Cultura” y la unificación de la aula de debate y los ciclos culturales.

Objetivos conseguidos en 2009
En la presentación del balance de 2009, Conill recordó que “ha sido un año muy fructífero en el aspecto de los logros alcanzados”, ya que en junio se produjo la firma de los nuevos contratos de edición y de traducción pactados con el Gremi d’Editors de Catalunya, tras más de dos años de negociación conjuntamente con la AELC. La presidenta destacó “las mejoras que representan estos acuerdos para los profesionales de nuestro sector”. Por otro lado, Anna Caballé, secretaria general de la ACEC, hizo una valoración muy positiva de las actividades realizadas durante el 2009, desde el mantenimiento de la programación habitual hasta la organización de certámenes muy exitosos como las Jornadas de Excelencia Literaria, las Jornadas Poéticas, el ciclo Traduir a la tardor y la entrega del Premio de Traducción Ángel Crespo a Selma Ancira.

Tanto Montserrat Conill como Anna Caballé resaltaron también el soporte económico que por primera vez ha recibido la ACEC por parte de la Dirección General del Libro, Archivos y Bibliotecas, del Ministerio de Cultura, para un proyecto de difusión del Archivo Audiovisual de Poetas, a través de una plataforma digital. Conill acabó su presentación con el recuerdo de los autores asociados fallecidos durante el 2009 y con palabras de agradecimiento para los miembros de la Junta Directiva, que “han sido el factor que ha permitido que la ACEC mantuviera intacta su presencia en el plano institucional y cultural de nuestro país”.

Presentación de Montserrat Conill de la memoria de actividades de 2009.

Resumen de las actividades culturales, los servicios y las publicaciones de la ACEC.

Defunciones durante 2009.


Galería fotogràfica

al sumari
'Los días que hemos visto', la culminación de la obra poética de Giménez-Frontín


La Sala de Actos del Ateneu Barcelonès acogió la presentación de 'Los días que hemos visto'(Foto:Carme Esteve)
Amigos, socios de la ACEC y gente del mundo de la cultura llenaron, el pasado 24 de febrero, la Sala de Actos del Ateneu Barcelonès para asistir a la presentación del libro Los días que hemos visto, último poemario de José Luis Giménez-Frontín (1943-2008), editado por la Fundación Jorge Guillén. El acto no fue sólo una presentación, sino un homenaje a la memoria de quien fue “el alma y motor de la Asociación Colegial de Escritores de Cataluña”, tal y como resaltó Montserrat Conill, presidenta de la ACEC. José Corredor-Matheos, que ha prologado el libro, José María Micó y Antonio Piedra, el editor, fueron los encargados de glosar la trayectoria poética de Giménez-Frontín y analizaron la poesía recogida en su última obra. El acto se clausuró con la lectura de algunos poemas del autor, por parte de algunos socios de la ACEC y amigos de Giménez-Frontín.

“No se trata de un acto formal, sino que es un acto entrañable, emotivo y muy sentido”, dijo Corredor-Matheos antes de abordar el contenido del poemario. Los días que hemos visto, que reúne elegías inéditas y otros poemas ya editados en sus anteriores cuatro libros, es “una culminación de toda su obra”, opinaba Corredor-Matheos, y "aunque él hubiese seguido escribiendo poemas, nos permite ver su obra poética de una manera coherente y cerrada en sí misma”. El poeta y crítico de arte diferenció dos partes de este libro: “un libro elegíaco, con una segunda mitad, la del poema del Réquiem de las esferas, bien diferente”. Corredor-Matheos destacó los temas presentes en los versos de Giménez-Frontín: “es un libro de desapariciones, con una presencia de la muerte relacionada con el tiempo y vista desde sus muertos”. Y junto con la muerte, el amor juega también un importante papel, ya que los dos elementos “son los que sustentan el cosmos”. Otros temas recurrentes en esta obra son el bien y el mal, “los dos polos a través de los que se desarrolla la vida humana”, y la solidaridad. Corredor-Matheos calificó el poemario de “manifestación de sabiduría poética e independencia”.

José María Micó, con una “visión personal de afecto de lector”, insistió en la idea de que “la buena poesía tiene tendencia a la elegía, se quiera o no”, tal como pasa en la poesía de Giménez-Frontín. Micó describió Los días que hemos visto como “muestra de buena poesía que ya nadie escribe, con una gran ambición formal e incluso ideológica” y dijo que lo percibe como un “libro de celebración, el resultado de una gran experiencia de vida”. Repitiendo la idea de Giménez-Frontín de que “la gran motivación a la hora de escribir es la de gustar a los autores que nos han gustado”, Micó finalizó su intervención diciendo: “ A partir de ahora esta idea en mi caso tiene un nombre añadido y yo escribiré para gustar a José Luis Giménez-Frontín”.

Antonio Piedra, editor de Los días que hemos visto, expresó su emoción por el hecho de encontrarse en la ACEC, porqué “mi amigo Giménez-Frontín fue el alma de esta Asociación”. Piedra habló del proceso que le impulsó a editar este poemario y expuso tres razones: porque “en el libro existe una extraña intuición de lo postrero”; porque “se aborda de manera positiva”; y porque “una vez lo cierras, te deja una sensación de paz blanquísima”. Piedra explicó anécdotas vividas con Giménez-Frontín para resaltar su espíritu luchador, con ganas de hacer cosas y de aprovechar cada momento de la vida.

La parte más emotiva del acto fue la lectura de diferentes versos de Giménez-Frontín, leídos por algunos compañeros de profesión y amigos: David castillo, Neus Aguado, Ramón Andrés, Enrique Badosa, Dante Bertini, Anna Caballé, Pura Salceda, Manuel Serrat Crespo, Antonio Tello y Lluis Maria Todó. Pilar Brea, viuda de Giménez-Frontín, cerró el encuentro agradeciendo las palabras y la lectura de los participantes y también la ayuda que ha recibido durante todo este tiempo por parte de los miembros de la Junta Directiva de la ACEC.


Galería fotogràfica

al sumari
El libro electrónico
Por José Florencio Martínez, vocal de la Comisión de Cultura de la ACEC


El libro electrónico, cuyo mercado en España está todavía en ciernes, es uno más de los multimedia que nos trae a velocidad vertiginosa la denominada revolución digital: teléfonos móviles, ordenadores portátiles, reproductores MP3, MP4, iPods, iPads, etc., a los que, anticipándose en el tiempo, el canadiense Marshall McLuhan denominó “extensiones de la persona”.
         
Al célebre aserto del biólogo Faustino Cordón que dice: “Somos lo que comemos”, podría añadírsele, pero ya en un plano más espiritual, el de: “Somos lo que leemos”, ya que pocas cosas conforman nuestro pensamiento como la lectura. Por eso en el país de Montag -(Fahrenheit 451)- estaba terminantemente prohibido leer, porque leer obliga a pensar, y en “Bradburylandia” estaba prohibido pensar.  

Cuando hablamos de “libro electrónico” (o e-book, eBook, eReaders, ciberlibro, libro digital...) hemos de diferenciar entre contenido (texto electrónico) y continente, (aparato o soporte del texto). Es una peculiaridad (la primera de otras que se señalarán) que lo diferencia del libro tradicional, donde continente y contenido coinciden en un mismo objeto. Por tanto, si éste objeto era depositario de unos derechos (de autor fundamentalmente), en el libro electrónico esos derechos adquieren unas características novedosas, sobre todo por lo que se refiere al contenido, es decir, al texto del mismo. Su inconcreción espacial, su ubicuidad transfronteriza, la protección de datos, el control de las copias, etc., hace que los libros electrónicos o digitales sean especialmente volátiles o esquivos al sometimiento jurídico. Nos encontramos, pues, ante un hecho nuevo que va, como casi siempre en la vida, por delante del Derecho. ¿Y cómo  ha de hacer éste -es decir, los legisladores- para regular un mundo virtual? ¿Cómo se regula en este mundo la etérea existencia de los bits electrónicos? ¿Cómo controlar su interactividad, es decir, las cargas y descargas en/de la denominada Red, la omnipresente World Wide Web? ¿Cómo, en un mundo sin fronteras, aplicar las débiles normas del Derecho Internacional que sigue siendo todavía y básicamente el derecho del más fuerte? Porque escribir normas no es demasiado complicado; la prueba es la inflación reguladora que padecemos; pero hacer que aquéllas se cumplan, es decir, que, por ejemplo, el copyright se devengue con equidad y prontitud, eso ya es harina de otro costal... Somos, como desde antaño, sujetos de derechos formales, pero no reales o efectivos. En fin..., ¡Google proveerá!   
         
Sucede que un libro tradicional cuando se muestra en una pantalla electrónica a la cual hemos accedido vía Internet ya no es un libro al uso, puesto que sus límites, su distribución, su ubicuidad, su comercialización, el control de sus copias, sus posibilidades de manipulación, etc., ya no son las tradicionales. Luego vendrán (ya están viniendo a pasos agigantados) las características tecnológicas: la compatibilidad entre los distintos sistemas operativos de las diversas marcas, la capacidad de almacenamiento de sus memorias, la no emisión de luz electrónica por  sus pantallas, la inclusión del color en sus páginas, su configuración más o menos ergonómica, la duración de sus baterías, las posibilidades de incluir notas marginales o subrayar textos o acceder a enlaces como diccionarios o libros de consulta, su costo competitivo en el mercado, etc.

La revolución del e-book, derivada de la revolución digital, consiste en que, por primera vez, las herramientas del conocimiento están al alcance de la mano de cualquiera con una capacidad inagotable -(nadie podrá leer en su vida todos los libros que pueden almacenar los artilugios electrónicos)-, y a una velocidad prácticamente instantánea. Hasta ayer mismo, en la mejor biblioteca disponible, sólo se tenía acceso al limitado número de volúmenes de sus anaqueles. Ahora, cualquier lector que lo desee tiene ante la pantalla de su ordenador la entera e incombustible Biblioteca de Alejandría, o si se quiere, la borgiana e infinita Biblioteca de Babel, es decir, la lo menos fantástica e inabarcable US Library of Congress.
         
Pero, no nos engañemos con las posibilidades de esta revolución. Un libro, electrónico o de papel, de nada sirve si no se despliega ante una mente ávida de conocimiento, con capacidad crítica y sólida formación ética. En la Antigüedad Clásica, uno de los campos de competición era la cultura; hoy, (o eso es lo que nos transmite la televisión de nuestro país), sólo se compite en los campos de césped, o en la carrera para obtener más bienes de consumo, que son al final bienes de consumación.
         
Sí, nuestros jóvenes, la mayoría de ellos, reconozcámoslo, se acercan a estos artilugios electrónicos con una avidez inusitada, pero sólo pensando -¡ay!- en lo atractivo de sus posibilidades lúdicas. Y es que, como dijo Euclides, no hay camino fácil hacia el conocimiento.  
         
A pesar de todo, y después de considerar en el decurso de la humanidad el duro recorrido del soporte de los textos, del papiro al pergamino, de papel a la pantalla electrónica, bienvenida sea la revolución del e-book si se utliliza, además de para matar el tiempo del homo ludens, para abrir horizontes no sólo a un mundo más sabio, por las increíbles posibilidades de intercambio de saberes, sino también y sobre todo, a un mundo más libre y más justo. Carl Sagan, glosando la antigua Biblioteca de Alejandría, dijo que allí se cuestionó la permanencia de las estrellas, pero no la injusticia de la esclavitud. Que no nos vuelva a pasar lo mismo en esta virtual Biblioteca de Alejandría de nuestro tiempo. 


al sumari
Gabi Martínez y Jordi Esteva hablan sobre literatura de viajes


Jordi Esteva y Gabi Martínez(Foto:Carme Esteve)
La ACEC organizó, el pasado 23 de febrero, una mesa redonda para hablar de literatura de viajes, que contó con la participación de Gabi Martínez y Jordi Esteva, dos de los autores más destacados de este género.



Los dos invitados explicaron su visión concreta sobre la literatura de viajes, “un género literario que no tiene la repercusión de otros géneros”, tal como apuntó el coordinador y moderador del acto,
José Luis Espina. Los dos escritores hablaron sobre su “concepción singular de esta fórmula narrativa”, y lo hicieron a través de sus últimos libros publicados: Los árabes del mar. Tras la estela de Simbad: de los puertos de Arabia a la isla de Zanzíbar, de Jordi Esteva, y Los mares de Wang, el viaje de Gabi Martínez por la costa china. Las dos obras mezclan la experiencia del viaje con la experiencia personal, “muy en línea con el denominado periodismo narrativo”, que está siempre presente en los dos autores.

Jordi Esteva es periodista, fotógrafo y escritor apasionado por las culturales orientales y africanas, a las que ha dedicado todos sus libros: Fortalezas de barro en el sur de Marruecos; Mil y una voces; Viaje al país de las almas; Los oasis de Egipto y Los árabes del Mar. Tras la estela de Simbad: de los puertos de Arabia a la isla de Zanzíbar, su última novela.



Gabi Martínez está considerado como uno de los más destacados impulsores del género de libros de viajes y uno de los referentes del nuevo periodismo literario, con obras como Diablo de Timanfaya; Una España inesperada; Sudd y Los mares de Wang, este último, publicado en 2008, narra el viaje que hizo por la costa china con su traductor.

Galería fotogràfica

al sumari
La revista 'Letralia' entrevista a Rubén García Cebollero


Rubén García Cebollero(Foto:Letralia)
Letralia, la revista de los escritores hispanoamericanos en Internet, publica una entrevista al socio de la ACEC Rubén García Cebollero. El autor habla de su novela histórica Ebro 1938, la batalla de la Tierra Alta, publicada por la editorial Nowtilus en 2009, que narra a través de diferentes personajes de los dos bandos –republicanos y nacionales– este hecho histórico. García Cebollero, además, deja clara su opinión sobre los premios literarios –fue finalista del premio Planeta con esta obra– y critica la Ley de la Memoria Histórica, que califica de “vergonzosa” porque cree que “es mejor hacer las cosas bien que hacerlas como si no tuvieran la importancia que tienen”.

Leed la entrevista.


al sumari
Zafiropoulos rinde un homenaje a Lévi-Strauss con la presentación de su libro en el CCCB

El Centro de Investigación Psicoanálisis y Sociedad rindió un homenaje, el pasado viernes 12 de febrero, al recién desaparecido Claude Lévi-Strauss con la presentación del libro Se dice que dijeron de lo social... Freud y Lacan, 5 ensayos de Antropología Psicoanalítica, del psicoanalista y sociólogo Markos Zafiropoulos. El autor impartió una conferencia titulada Arqueologia Psicoanalítica: Lacan con Lévi-Strauss, con la que puso de relieve la manera como el retorno a Freud de J.Lacan se realizó pasando por la obra de Lévi-Strauss.

La sala 2 del CCCB acogió el acto, en el que también participaron Jorge Chapuís y Francisco Caja, que siguieron un gran número de psicoanalistas, sociólogos, estudiantes y otros interesados en la materia. La sesión se cerró con un debate sobre las cuestiones presentadas por Zafiropoulos.




al sumari
Veu de dona, recital poético en la Casa de Menorca

Mujeres de diferentes ámbitos leerán poemas escritos por mujeres, el próximo 1 de marzo, a las 19 horas, en la
Casa de Menorca (carrer Diputació, 215), con motivo de la celebración del Dia Internacional de las mujeres (8 de marzo).

El recital Veu de dona se enmarca en el VII Ciclo de Poesía en la Casa de Menorca y está coordinado por la socia de la ACEC Assumpció Forcada. El acto se claururarà con canciones y poemas de Fina R. Palau y también de Forcada, e intervendrán en él: Antonina Rodrigo, Assumpció Forcada, Anna Balletbó, Fina R. Palau, Eulàlia Solé, Maite Fandos, Dolors Montserrat, Carme freixa, Maria Lluïsa Cortada, Josefina Piquet, Mª Lluïsa Pazos, Janet de Cesaris, Anna Caballé, Carmina Virgili, Maite Pons, Mercè Piqueras, Montserrat Cornet, Maite Marín, Sònia Recasens, Isabel Giralt, Esther Capella, Shigeko Suzuki y Gala Xaus.

al sumari
CEDRO crea un canal a Twitter

CEDROenlinea (
www.twitter.com/cedroenlinea) es el canal que el Centro Español de Derechos Reprográficos ha creado en la red social de microblogging Twitter, que permite a la entidad informar sobre su actividad y establecer conversaciones en línea con los socios, los usuarios y los interesados en el mundo de la propiedad intelectual. Para seguir las informaciones y debates de CEDRO en Twitter no es necesario disponer de una cuenta en ese sistema, basta con visitar http://www.twitter.com/cedroenlinea.

AGENDA DE ACTIVIDADES

  Taller de autoedición en Amazón 

.
Martes, 30 de noviembre, 18,30h. Aula Maria Mercè Marçal, 5a. planta de l' Ateneu Barcelonès , Canuda,   6 , a Barcelona

Acte d'homenatge a Marta Pessarrodona, amb motiu del seu 80é aniversari 

.
Miércoles, 1 de diciembre, 18,00h. Sala Oriol Bohigas, Ateneu Barcelonès, Canuda 6,2 a Barcelona

Cicle de traducció, amb Victoria Alonso 

.
Jueves, 2 de diciembre, 19,00h. Llibreria Byron, Casanova  32, a Barcelona

Presentación del libro ''Siempre lloré dormida'' de Elena Peralta Valero 

.
Lunes, 13 de diciembre, h. Aula Maria Mercè Marçal, 5a. planta de l' Ateneu Barcelonès , Canuda,   6 , a Barcelona

Diàlegs on line. Amb Xavi Vidal  

.
Lunes, 13 de diciembre, 19,30h. On line, 

Diàlegs on line amb Jordi Amat 

.
Miércoles, 15 de diciembre, 19,00h. Sant Ferran   12, a València

ACEC - Canuda, 6, 5è, 
08002 Barcelona
Tel. 93 318 87 48 - Fax 93 302 78 18
secretaria: secretaria@acec-web.org
redacció: redaccio@hydramedia.info