HAZTE SOCIO
Català - Castellano
Concha Cardeñoso Sáenz de Miera rinde homenaje a Esther Benítez al recoger su galardón «Se ha reconocido que los traductores somos autores», afirma.
Noticia anterior
Noticia siguiente
Concha Cardeñoso Sáenz de Miera rinde homenaje a Esther Benítez al recoger su galardón «Se ha reconocido que los traductores somos autores», afirma.
ACEC  4/12/2018



C oncha Cardeñoso Sáenz de Miera recogió el sábado el Premio de Traducción Esther Benítez en su decimotercera edición por la excelente traducción que realizó del libro Mi prima Rachel de Daphne Du Maurier, publicado por la editorial Alba.
La traductora, que era la tercera vez que quedaba finalista en este certamen de profesionales, recordó que el premio es un homenaje a la memoria de Esther Benítez, fundadora de ACE Traductores que «luchó con uñas y dientes por el reconocimiento de nuestros derechos».

Por ello, durante el acto de entrega en la Casa del Lector de Madrid, el pasado sábado por la tarde, quiso rendir homenaje a su antecesora y colega. «Gracias a su labor dentro de la asociación, junto con un puñado de traductores aguerridos, porque no luchaba sola, la LPI reconoce hoy nuestra condición de autores con todas sus consecuencias», remarcó.

Cardeñoso que vive en Barcelona desde los años 70, recordó en sus breves palabras de agradecimiento que «todavía nos queda mucho por hacer para conseguir que la ley se cumpla en todos los casos y que tanto esfuerzo no quede en papel mojado». También reconoció la labor pionera que llevó a cabo Esther Benítez ((Ferrol, La Coruña, 1937-Madrid, 12 de mayo de 2001 ) al haber «abierto brecha» y «allanado el camino».

En su discurso también tuvo unas palabras para sus colegas, tanto del jurado como de las otras traductoras que fueron seleccionadas en esta convocatoria. «Queridos colegas: con vuestros votos habéis inclinado la balanza a mi favor, cuando Carmen Montes, Maia Figueroa y Pepa Linares, las otras finalistas, lo merecían por lo menos tanto como yo». «Me habéis otorgado el premio de la decimotercera edición, la trece para los amigos, y aunque no soy supersticiosa, desde hoy considero que el XIII, en números romanos, es mi número de la suerte», dijo como colofón. El editor, Luis Magrinyá, también tuvo unas palabras de agradecimiento por el premio y de elogio de la traducción y de la traductora.




Artículos relacionados :

Noticia anterior
Noticia siguiente







Carrer de Canuda, 6. 5ª Planta
08002 Barcelona
Telf: 93 318 87 48 | Email info@acec.cat