HAZTE SOCIO
Català - Castellano
Mi soledad y tú
Montse Margarit 5/2017



Prólogo Uno puede escoger la soledad. Se siente libre y la escoge como relax o para pensar o para preparar una conferencia o escribir una carta… La escoge libremente y ello le realiza como persona. Pero existe otra soledad. Esta realmente terrible. Nefasta, porque uno no la escoge. La escogen los otros y se la imponen cuando uno tiene la dolorosa evidencia de no significar nada para nadie. Esta soledad no escogida es prácticamente una condena, una maldición, una cárcel, un oprobio cuando te sientes excluido de toda comunión y vecindad. No eres nada para nadie. Vives en una situación de aislamiento impuesto, forzado, oneroso, desolado y triste. ¿Qué has hecho tú para merecer esto? Simplemente, te han borrado del libro de la vida y del libro de la esperanza. Eres un condenado. ¿Dónde está Dios aquí? Dios es el gran ausente. La inevitable condena. La pura Nada. José Llunell Vilaró


compra on line

Volver a publicaciones de socios







Carrer de Canuda, 6. 5ª Planta
08002 Barcelona
Telf: 93 318 87 48 | Email info@acec.cat