Sábado, 4 de julio de  2020



Català  


Comunicado del sector de la cultura ante la situación de desmantelamiento de las políticas culturales públicas
ACEC2/5/2014



(Foto:Fotomovimiento.org)
 
Ya hace dos años que el Gobierno de Cataluña lleva un retraso de más de 12 meses en el pago de las subvenciones en materia de cultura, hecho que ha provocado que muchos proyectos hayan tenido que cerrar, reducir a mínimos su actividad o pedir un crédito en el banco para poder afrontar los gastos del día a día. Este año, además, las convocatorias de subvenciones incorporan una nueva cláusula que pone por manifiesto que la concesión definitiva de una subvención no es ninguna garantía de cobrar la ayuda.
A continuación, les detallamos el comunicado del sector de la cultura ante esta situación de debilitamiento, que de manera progresiva está afectando tanto los proyectos como las estructuras.
Para más información y para adheriros al comunicado:
http://comunicatadhesions.wordpress.com/

Comunicado

Las nuevas disposiciones derivadas de la ley 2/2014, del 27 de enero, de medidas fiscales, administrativas, financieras y del sector público, especifica que las subvenciones otorgadas, pueden ser revisadas y modificadas totalmente o parcialmente, para salvaguardar el cumplimiento de los objetivos de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera.
Además, se ha añadido una Disposición Transitoria que introduce la posibilidad de modificar las resoluciones de concesión, es decir, las subvenciones ya aprobadas y concedidas.

Con esta disposición, la concesión definitiva de una subvención no es ninguna garantía de cobrar esta ayuda, y coloca a las entidades y personas receptoras en una situación contraria a primeros de seguridad jurídica.
Los abajo firmantes alertan que esta disposición abre la puerta a situaciones imposibles de resolver por los actores culturales en Cataluña y, por lo tanto, al empobrecimiento radical de la creatividad y de la cadena de valor que generan los proyectos de los creadores, de los espacios y centros culturales del país, de las asociaciones profesionales y de todos aquellos organismos y entidades que trabajan en colaboración con el sector público. Esta ley modifica en efecto la base general en relación a la cuantía de subvención 3 de la OSIC (Oficina de Suport a la Iniciativa Cultural) y 5 de la ICEC (Institut Català de les Empreses Culturals), sobre la cuantía.
Consideramos que esta disposición da cobertura al Gobierno y puede perjudicar gravemente a las iniciativas y agentes culturales, dejándolas en situaciones de grave endeudamiento, en descubierto, y ante riesgos incontrolables. Es un paso más hacia un progresivo desmantelamiento del sector cultural que trabaja con voluntad de servicio público.
Esta disposición se suma a varias circunstancias, que han ido fragilizando de manera muy inquietante el tejido cultural de nuestro país, y que es fruto de una política de abuso iniciada ya en 2012. Desde entonces ha habido un retraso de más de 12 meses en el pago de las subvenciones, durante los cuales los proyectos y espacios afectados se están encontrando en situaciones muy delicadas para hacer frente a los gastos comprometidos, que incluyen no sólo la estructura propia sino también el pago en colaboradores y proveedores.
Esta situación de endeudamiento ha tomado un tono de ‘normalización’. Si todos estos parámetros manifiestan de pleno la precariedad en la que está trabajando este sector clave que es la cultura, la nueva disposición transitoria añade la imposibilidad de pedir ningún tipo de crédito, puesto que ninguna entidad bancaria aceptará el aval de un Gobierno que se reserva el derecho de no pagar. Además, la cantidad, concedida, puede ser retirada en todo momento, independientemente de si la actividad se ha desarrollado o no. Todo ello sitúa a los agentes culturales en una posición insostenible: si ya parece difícil conducir unas negociaciones de crédito con un banco basándose en una resolución administrativa que no tiene ninguna garantía, la perspectiva de asumir después una posible cancelación o una reducción del importe concedido pone en entredicho la viabilidad del esfuerzo a realizar.
La otra posibilidad es que las personas, patrones de fundaciones o miembros de las juntas de las asociaciones avalen el crédito con su patrimonio, como ya tuvieron que hacer algunos el año pasado, asumiendo personalmente el riesgo que la Generalitat les delega. La situación en el sector no puede ser más insólita: se traslada el endeudamiento hacia los productores y particulares que están financiando toda la cadena de valor adscrita a la producción y creación contemporánea.
No pedimos ser tranquilizados por la buena voluntad del Departament de no llegar a encontrarnos en una situación extrema: pedimos en el Govern de la Generalitat, y en este caso, al conseller de Cultura Ferran Mascarell, una actitud responsable, y no paternalista.
Si lo que se prevé es un “desastre” financiero, tenemos que poder contar con un presupuesto real y posible, y no cifras virtuales que provoquen deudas y aboquen muchos proyectos a un posterior cierre. Del mismo modo, creemos que el Departament no tendría que elaborar comunicaciones sobre cifras atribuibles a las ayudas al sector cultural, como es el caso ahora, sino que las subvenciones otorgadas sean compromisos y contratos reales. Estamos muy preocupados por las consecuencias de estas medidas, desde el momento en que se han hecho públicas, y especialmente por su posible cumplimiento. Por este motivo pedimos la derogación de esta ley y/o, de la disposición transitoria.
Además, hace tiempo que el sector cultural denuncia la vía emprendida por el Gobierno de Cataluña para potenciar la “municipalización” de la cultura delegando sus competencias en este ámbito a los ayuntamientos. Esta situación está suponiendo un grave retroceso y la desvertebración de una escena ya muy frágil. Por otro lado, la situación se podría agravar todavía más si entra en vigor la nueva ley —aplicable a todo el ámbito español— de la Administración Local (LRSAL), la cual, contradictoriamente, desposee a los ayuntamientos de tener competencias en materia de cultura, entre otras cosas.
La coincidencia de todos estos elementos coloca al sector cultural de nuestro país en una situación extremadamente delicada, y queremos expresar nuestro malestar respecto a algunas acciones derivadas de las políticas que este Gobierno está poniendo en práctica respecto a la cultura y la creación contemporáneas en Cataluña.

Barcelona, 7 de abril de 2014


Los abajo firmantes:
Xarxaprod, ACVic Centre d’Arts Contemporànies, Art Print Residence, BaumannLab laboratori de creació jove, Bòlit, Centre d’Art Contemporani, Cacis El Forn de Calç, Cal Gras d’Avinyó. Centre de producció i residència d’artistes, Centre d’Art i Natura, CeRCCa Centre de Recerca i Creacio Casamarles, Concèntrica-Espai d’art Moritz, EINA / Espai barra de Ferro, Espai d’Arts Roca Umbert, Experimentem amb l’Art / Espai Eart, Hangar. Centre de Recerca i Producció d’Arts Visuals, Homesession, IDENSITAT [iD], La Escocesa, La Xina A.R.T, L’Estruch, Fàbrica de Creació de les Arts en Viu, Nau Côclea, Nau Ivanow, T Art Centre, tallerBDN, Telenoika, TPK Art i Pensament Contemporani, Associació Catalana de Crítics d’Art, Sitesize / Sitesize (Espai d’Art), Art Motile, INGRÀVID, festival de cultura contemporània de l’empordà, HAMACA, L’Orquestra del Caos, Associació Cultural Laboratori Visual, Associació d-i-n-a / The Influencers, Associació Binari, LABfàbrica, laboratori de noves tecnologies, La Poderosa, espacio para la danza, Associació A Bao A Qu, Halfhouse, ACM Associació per a la Cultura i l’Art Contemporani, Ass. Companyies Dansa, La Central del Circ, Associació de Professionals de Circ de Catalunya (APCC), Drap-Art, Associació Cultural Qualia, l’Associació de Músics de Jazz i Música Moderna de Catalunya (AMJM), La Caldera, Associació Fang, Indigestió, L’associació Bidó de Nou Barris_ Ateneu Popular 9 Barris, Associació Col·legial d’Escriptors de Catalunya (ACEC), La Fanzinoteca, Associació de Professionals de la Dansa de Catalunya, L’equip de Teatron, Cel·lula santmori, Associació d’Artistes Visuals de Catalunya (AAVC), El Conde de Torrefiel, companyia ATRESBANDES, L’APGCC (Associació de Professionals de la Gestió Cultural de Catalunya), Ingrid Guardiola, Jorge Luis Marzo, Oscar Dasí Pérez, Lúa Coderch, David Santaeulària, Montserrat Moliner, Estela Rodríguez, Mireia Sallares, Tere Badia, Marta Gracia, Ferran Carvajal, Francesca Llopis, Núria Güell Serra, Luz Broto, Joaquim Bigas Bassart, Mònica Almirall, Miquel Segovia, Albert Pérez Hidalgo, Amaranta Velarde, David Franklin, Marta Ardiaca Calonge, Joana Cervià, l’Associació d’Actors i Directors Professionals de Catalunya, tragantDansa [educació i creació en moviment], Mariona Moncunill, Martí Anson, José Manuel Berenguer, Isabel Banal, Jordi Canuda, David Bestué, Guillermo Pfaff, Blai Mesa, Martin Vitaliti, Ramon Parramon, Elvira Pujol Masip.

Nota:
Con posterioridad a la redacción de este comunicado, y en reunión con el Departament de Cultura de la Generalitat el pasado 24 de abril, el gobierno nos manifestó que la disposición transitoria incluida a las bases de las subvenciones 2014 fue aprobada por el pleno del Parlamento de Cataluña y que afecta todas las líneas de subvención del gobierno. Así mismo, manifiestan que su voluntad es no tenerla que aplicar. En relación con la preocupación del sector para encontrar crédito para financiar el retraso en el pago de las subvenciones, el Departament está dispuesto y se compromete a facilitar las negociaciones y los mecanismos para que esta disposición transitoria no impida la financiación de los proyectos que reciban una subvención.





   
Vídeo destacado

 
Presentación del libro 'Atreverse a saber'

[+] Vídeos

 

 

 

 

¿Quieres recibir el boletín electrónico de la ACEC?

 

 
 
 

PATROCINADA POR

Pagina nueva 2