Viernes, 3 de julio de  2020



Català  


Barcelona poesia en el Laberinto de Ariadna
Dolors Fernández19/5/2018



(Foto:)
 

El pasado viernes 11 de mayo, en el  l’Aula dels Escriptors del Ateneu Barcelonès, el colectivo literario El Laberinto de Ariadna, con la colaboración de la ACEC, celebró la Fiesta de la Poesía. La efeméride, inscrita dentro de Barcelona Poesía, contó este año con la presencia de dos poetas invitados, Alejandro Duque Amusco y Carlos Vitale, además del cantautor Emiliano Valdeolivas. Así mismo se organizó un intercambio de libros entre los asistentes y un micrófono abierto.


Alejandro Duque Amusco, presentado por Felipe Sérvulo y Dolors Fernández, inició la jornada recitando poemas representativos de toda su obra y algunos de su último poemario, Jardín seco, publicado al 2017. El poeta recibió en  1994 el Premio Loewe de Poesía.


La poesía esencial y trascendente de Amusco, de cariz lírico, se codeó con composiciones más discursivas, evocadoras de tiempos de niñez. Entre la nostalgia de Andalucía, la tierra natal de Amusco, y poemas más cosmopolitas, dedicados a Buenos Aires o Lituania, el recital fue intenso y emotivo.
A continuación,  el cantautor Emiliano Valdeolivas ofreció al público asistente,  un poema musicado por él de Alejandro Duque Amusco.


Continuó el acto Carlos Vitale, el segundo invitado, quien, de la mano de Rodolfo de Hoyo, presentó su último poemario, Duermevela, publicado en 2017. El poemario destaca por su estilo conceptual, irónico y por breves aforismos, que sorprendió muy gratamente a los asistentes. El autor, ganador del Premio José Luis Giménez-Frontín, concedido por la ACEC en  2015 en reconocimiento a toda su obra, captó la atención del auditorio con su discurso reflexivo y a la vez penetrante, con frecuentes pinceladas de humor.


Después de la intervención de Carlos Vitale, de nuevo, Emiliano obsequió al público con una versión musicada de uno de los poemas de Felipe Sérvulo. La voz y la guitarra de Valdeolivas consiguieron crear un ambiente íntimo, de complicidad, entre música y poesía.


Seguidamente se dio paso al micrófono abierto, con la participación de todos los poetas que quisieron compartir sus versos con el resto. Incluso un joven poeta, que asistía a la tertulia del Laberinto de Ariadna por primera vez, leyó un poema en clave humorística, que contribuyó al buen ambiente general.


Finalmente, todos los asistentes al acto salieron del aula para intercambiar libros en una mesa dispuesta en el exterior. Como conclusión de esta Fiesta de la Poesía,  se ofreció piscolabis y un brindis con cava. La Fiesta de la Poesía, una vez más, fue  un éxito y confirmó que, a pesar de todas las dificultades, la poesía permanece viva.

Dolors Fernández
Laberinto de Ariadna



   
Vídeo destacado

 
Presentación del libro 'Atreverse a saber'

[+] Vídeos

 

 

 

 

¿Quieres recibir el boletín electrónico de la ACEC?

 

 
 
 

PATROCINADA POR

Pagina nueva 2