Martes, 14 de julio de  2020



Català  


Joan de Sagarra recibe el premio Giménez-Frontín apelando a la memoria y al periodismo de proximidad
28/11/2013



(Foto: Carme Esteve i Pla)
 

El reconocido cronista Joan de Sagarra recibió ayer por la tarde el Premio José Luís Giménez-Frontín, que concede la Asociación Colegial de Escritores de Catalunya (ACEC), en un acto celebrado en el Ateneu Barcelonès, que congregó a una selecta representación del mundo literario barcelonés. El acto estuvo protagonizado por tres nombres propios: el añorado Giménez-Frontín, que ayer hubiese cumplido 70 años; el premiado, que se mostró profundamente agradecido al recibir una distinción con este nombre; y su padre, Josep Maria de Sagarra, cuya vida estuvo inalterablemente vinculada al Ateneu.

La concesión de la cuarta edición del Premio José Luís Giménez-Frontín a Joan de Sagarra fue decidida por unanimidad por la Junta Directiva de la entidad, como indicó la secretaria general de la institución, Pura Salceda, que fue quién presentó el acto en sustitución del presidente, Miquel de Palol, ausente por motivos de salud. Salceda señaló que este premio reconoce trayectorias que se han distinguido por la aproximación y el diálogo entre culturas. El premio a Sagarra se suma a los ya concedidos a Enrique Badosa (2010), Anna Maria Moix (2011) y Carme Riera (2012). Sagarra recogió el premio de manos de Pilar Brea, la esposa de Giménez-Frontín, que le entregó la escultura diseñada por Antonio Beneyto.

El periodista y escritor David Castillo trazó una glosa del premiado, del que subrayó que “hace un periodismo de otro tiempo, un periodismo de autor, que resiste pese a la decadencia de la prensa escrita, centrada en la política”. “Joan de Sagarra tiene una prosa puntera”, añadió, “y practica uno de los ejercicios más sanos del actual periodismo”. Castillo igualmente resaltó los artículos sobre escritores y músicos franceses recordando “sus brillantes críticas teatrales que fustigaban a los autores y que resultaban mucho más divertidas e interesantes que las obras que interpretaban”. También recitó algunos versos satíricos de Joan de Sagarra.

El premiado recordó la figura de Giménez-Frontín, con quien compartió proyectos profesionales y literarios en el suplemento literario de Tele/eXprés, y que editó el libro Las rumbas de Joan de Sagarra. El homenajeado leyó el poema “La última copa”, que le dedicó Frontín y resaltó los méritos y aportación del que fue secretario general de la ACEC. Joan de Sagarra reivindicó la condición de “periodista de barrio” y la proximidad con el entorno, subrayando el papel de la memoria en este oficio. Sagarra citó a Enrique Vila-Matas –que asistió al acto–, Josep Maria Carandell, Víctor Alba y Marcos Ordóñez, a los que consideró como su familia.

Nacido en París en 1938 (ayer afirmó categóricamente “yo soy francés”), Sagarra es uno de los cronistas culturales con más larga trayectoria en Catalunya. Actualmente, escribe en las páginas de La Vanguardia y antes lo hizo en Tele/eXprés, El País, El Correo Catalán, El Noticiero Universal o El Temps, entre otros.

Titulado en Derecho, Filosofía y Teatro, Joan de Sagarra ha recibido, además del Premio José Luís Giménez-Frontín, el Premi Ciutat de Barcelona de Periodisme (1998), el Premi Nacional de Periodisme de la Generalitat (2008) y la Medalla d’Or al Mèrit Cultural de l’Ajuntament de Barcelona (2008). También es autor de los libros Las rumbas de Joan de Sagarra (1971) y La horma de mi sombrero (1997).



Galería fotográfica
   
Vídeo destacado

 
Presentación del libro 'Atreverse a saber'

[+] Vídeos

 

 

 

 

¿Quieres recibir el boletín electrónico de la ACEC?

 

 
 
 

PATROCINADA POR

Pagina nueva 2