Martes, 7 de julio de  2020



Català  


MARTA&MICÓ: CALEIDOSCOPIO, Y PASIÓN POR EL TANGO
acec17/11/2014



(Foto:)
 

En esta nueva sesión de “Encuentros 080”, coordinado por Albert Tugues y presentado por María Cinta Montagut, el Aula de Escritores se transformó por un tiempo (hora y media aproximadamente) en un cálido escenario poéticomusical, iluminado especialmente en esta ocasión para dar cabida a una actuación insólita, ya que no se trataba de un recital poético al uso, aunque hubo mucha poesía, ni de una presentación de algún autor que quisiera mostrarnos su última producción, aunque también se habló de libros.

En el Aula de Escritores de ACEC, “quinto piso, ascensor”, (no “Corrientes 3-4-8, segundo piso, ascensor”, como diría el tango), se presentaron Marta y Micó para ofrecernos sus canciones, con letra y música del poeta José María Micó, compuestas en forma de tango, vals o milonga, y cantadas por Marta Boldú, que el propio Micó acompaña a la guitarra.

El espectáculo poético-musical lleva por título Caleidoscopio, igual que el último poemario de Micó, que ha sabido compaginar sus investigaciones filológicas sobre Góngora, Cervantes, Quevedo, Mateo Alemán, su labor
como poeta (premios de poesía “Hiperión” y “Generación del 27”), traductor (“Premio Nacional de Traducción” en 2006 por su versión al castellano de Orlando furioso, de Ariosto), catedrático de Literatura en la Universidad Pompeu Fabra, etc., con su pasión por la música y sobre todo por el tango. Ya sus primeros libros anunciaban esta pasión, con títulos como Letras para cantar y Verdades y milongas.

Marta Boldú, a su vez, en su condición de docente y especialista en literatura clásica ha editado, entre otros textos, el Lazarillo de Tormes, y compagina su dedicación a la docencia con el canto, después de haber estudiado técnica vocal e interpretación.

En la web de los dos artistas (martaymico.com) encontramos un epígrafe del propio Micó que nos revela la dedicación de ambos a la música, al canto de la poesía: “Hay quien tiene la suerte de creer que la poesía está en
todas partes, y la reconoce en el viento, en una tarde lluviosa, en el crepúsculo, en un jardín salpicado de besos adolescentes o de estatuas derruidas. Yo no soy capaz de verla más que en las palabras, pero pienso también que sus males comenzaron cuando dejó de ser cantada, cuando olvidó que su esencia es la melodía y su objeto la percusión del alma.”

El espectáculo poético-musical se inició con el recitado del poema Ver a Marta nadar, de Micó, y a continuación fueron interpretados los tangos Fuimos, de Homero Manzi, Absurdo y Maquillaje, de Homero y Virgilio Expósito (Maquillaje, basado en el soneto Yo os quiero confesar..., atribuido a uno de los hermanos Argensola), Sin piel, de Eladia Blázquez, entre otras. De José María Micó, Marta cantó la balada Estás, Mi alegre Valentina (vals), La sombra de Hilario Méndez (vals, canción de protesta compuesta sobre un poema escrito en abril del 94), Blanca y azul (con los coros del público), Tango Amargo, Brindis, Dulce, Glosa para tango, Milonga del juglar. Micó también recitó poemas de sus libros Caleidoscopio y Letras para cantar, así como un poema escrito en catalán dedicado a Ausias March, finalizando la actuación con el blues Pájaro en mano, dedicado a Joaquín Sabina.

Nos anunciaron que están preparando dos discos, uno con las canciones de José María Micó, Caleidoscopio, y otro con un repertorio variado de tangos que se titulará, En una palabra. De este modo finalizó la hora y media de canciones y poemas, interpretados con tal fuerza mágica y expresiva, que Marta y Micó tuvieron que dar varios bises.



Galería fotográfica
   
Vídeo destacado

 
Presentación del libro 'Atreverse a saber'

[+] Vídeos

 

 

 

 

¿Quieres recibir el boletín electrónico de la ACEC?

 

 
 
 

PATROCINADA POR

Pagina nueva 2