Viernes, 10 de julio de  2020



Català  


El libro en papel está y seguirá vivo
CEDRO26/2/2015


El libro en papel no solo sigue muy vivo, sino que parece que lo seguirá estando. O al menos así lo explica un informe de Deloitte publicado a finales del pasado mes de enero titulado “Tecnología, Medios y Telecomunicaciones: Predicciones”, en el que dedica un apartado a la convivencia entre el libro en papel y el libro electrónico. El estudio sostiene que en este 2015 la impresión de libros representará más del 80 por ciento del total de las ventas de libros a nivel mundial.

El informe destaca la situación en Estados Unidos, el país con el mercado de libros más grande del mundo, y sitúa la cifra un poco más baja del 80 por ciento, pero a pesar de ello, el porcentaje de libros impresos en el país es mayor que en el resto de países del mundo desarrollado.

Por otro lado, el informe señala que los volúmenes de venta de los libros electrónicos han llegado a un estancamiento, produciéndose una desaceleración en su crecimiento en los principales mercados de venta, incluyendo los de Estados Unidos, Reino Unido y Canadá. La continua popularidad del libro impreso proviene, principalmente, de los lectores más jóvenes -el 92 por ciento de los lectores de libros entre 18-29 años de edad en los EE.UU lee libro en papel- lo que da a entender que al libro impreso aún le queda mucha vida por delante.

Además, el estudio indica que el 75 por ciento de la generación considerada como nativa digital lee en libro impreso, mientras que solo el 37 por ciento opta por el libro electrónico.

Una década después de la puesta en marcha del libro electrónico, la impresión sigue dominando las ventas de libros, incluso en mercados con alta penetración de los dispositivos digitales. Incluso, sostiene el estudio, los libros en papel probablemente generarán la mayor parte de las ventas de libros en el futuro más cercano.

Además, el informe asegura que las ventas de libros en papel en Estados Unidos subieron un 2 por ciento en 2014. Por otro lado, Deloitte también muestra la tendencia que el libro impreso ha tenido desde el 2008 hasta el 2013, y sostiene que a largo plazo no ha sido tan buena.

Por ello, el estudio recalca que aunque los libros electrónicos no constituyen la mayoría del mercado del libro, han tomado parte significativa: en el periodo 2008-2013 las ventas totales de libros de Estados Unidos subieron un 8 por ciento, hasta los 15.000 millones de dólares, y las ventas de libros electrónicos fueron de 3.000 millones. Si se eliminaran las ventas de eBooks del total, la venta de libros en el sector hubiese bajado un 8 por ciento durante dicho periodo.

En conclusión, se puede afirmar que al libro impreso aún le queda mucho futuro, a pesar de la irrupción del libro electrónico. Y que ambos, lejos de sustituirse, se complementan, y muy bien.

El blog de CEDRO



   
Vídeo destacado

 
Presentación del libro 'Atreverse a saber'

[+] Vídeos

 

 

 

 

¿Quieres recibir el boletín electrónico de la ACEC?

 

 
 
 

PATROCINADA POR

Pagina nueva 2