Martes, 14 de julio de  2020



Català  


Ángeles Cardona, ‘Una dona amb amor’
10/2/2011



Àngels Cardona (Foto:Carme Esteve)
 
Ángeles Cardona, “una mujer con amor”, así se define ella misma en una entrevista del 17 de diciembre del 2009, para MEMORO (el banc de la memoria). “Me gustaría que me recordasen por los libros, por la cátedra y por el amor que les he dado a todos.”

Ángeles Cardona, escritora y madre, para ella sus hijos y los libros lo eran todo. La recuerdo en los últimos años, ya en la residencia, trabajando sobre un atril, … me decía: “Mira a ver lo que te parece … , he comenzado un nuevo  libro …".  Leíamos poesía, y comentábamos las cosas, siempre sincera, auténtica, jovial, intensamente viva. “Aquest jorn tranquil de primavera / em fa por. Res no trenca el silenci de la tarda / i jo escric lentament, amb lletra clara, / tot el que em dicta l’àngel del moment./ M’ha trobat quatre coses perdudes aquest àngel / tan quiet, i ara em vigila i llegeix rera meu / els versos que desfilen, prudents, sobre el paper” (L’any transfigurat, Columna, 1997), bien podría ser aquella tarde…

Traductora , poeta, autora de libros de texto para la enseñanza; en poesía, cerca de una treintena de libros publicados, viajera incansable como lo demuestra en su libro Una semana en Passau (Seuba Ediciones, 1993); fue en esa época cuando la conocí, era presidenta de la Academia Iberoamericana de Poesía, recuerdo que leí un poema y le comenté el apuro que me causaba hablar en público, ella me dijo “no importa, eso se aprende”; así era Ángeles.

Sobrevivió a la muerte de sus dos hijas. En Segundo libro del alba (1994, edic. Torremozas), dedicado a Griselda, escribe: “Presencia, sólo la tuya./Eternidad la de todo/ lo que amaste acá en la vida./ Presencia, la de mis manos/ acunándote allá arriba./ Eternidad de las horas/ tantas veces detenidas. / Presencia, no mi presencia / que serpentea en su huída / Eternidad de tu risa, / de las risas, de mi risa. / Presencia, sólo la tuya, / eternidad de la brisa” (poema Presencia). Tanto era el amor, que se fundía en la presencia de Griselda.

El poemario Esgarrinxades (edic. PPU,  2005) tenía un significado especial para ella, lo dedicó por entero a la memoria de su marido. Del poema Sortirem a la fosca, “Ja hi hem entrat, tots dos; / ja n’hem sortit, de la mà, / i tornem a ballar junts, / - ¡i tant! Tots els balls que la vida / ens ha ensenyat!  …“¡No t’allunyis de mi, què fem tan separats?”. Por fin podrán estar juntos.

Quiero terminar con unas palabras de Ángeles que me escribió como dedicatoria a su libro Conversaciones con los ángeles (edic. Seuba, 1998): “Para que hables con los ángeles y me recuerdes cada vez que lo hagas”. Gracias Ángeles .

María de Luis



   
Vídeo destacado

 
Presentación del libro 'Atreverse a saber'

[+] Vídeos

 

 

 

 

¿Quieres recibir el boletín electrónico de la ACEC?

 

 
 
 

PATROCINADA POR

Pagina nueva 2