Viernes, 10 de julio de  2020



Català  


Los retos de los autores y editores con los cambios producidos con las nuevas tecnologías, a debate
15nal8/2/2008

Eduardo Mendoza participa en una jornada profesional organizada por el master en edición de la Universitat Pompeu Fabra

“Nada es gratis. Si alguien se descarga un libro mío, lo que no paga él, lo pago yo”, dijo el escritor Eduardo Mendoza durante su intervención en la jornada organizada por el master en edició de la Universitat Pompeu Fabra. Una jornada profesional con un debate abierto para hablar en profundidad acerca de la legislación actual sobre el libro y su relación con el sector editorial y las nuevas tecnologías, que se celebró el 25 de enero, en el Auditorio del Institut d’Educació Contínua de  la UPF. Mendoza explicó los retos que tienen los autores en este marco de cambio tecnológico, en una mesa en la que participaron como ponentes Ferran Mascarell, consejero delegado de RBA Audiovisuales; Luis Collado, responsable de Google Books Searchs en España y Portugal; Núria Altarriba, responsable de la Biblioteca de Catalunya en temas legales y Jordi Úbeda, presidente de la Federación de Gremios de Editores de España.

La industria editorial está inmersa en un espectacular proceso de transformación, como también lo está el marco que la regula, ya que las nuevas tecnologías tienen un gran impacto en los hábitos de lectura y en la edición y comercialización de libros. Sobre esta premisa, con la que se inició el acto, Mendoza habló como un autor planteando algunos interrogantes en el momento en “que las nuevas tecnologías se impongan y los libros de papel desaparezcan”. A pesar que “los cambios son parte de la naturaleza humana”, Mendoza denunció enérgicamente la utilización de las nuevas tecnologías para copiar o colgar obras sin el consentimiento de los autores. ¿”Para qué está la ley, si no hay forma de perseguir e impedir la piratería?, se preguntaba el escritor.

La intervención de Mascarell se centró sobre todo en la ley del libro que, según señaló, “se ha quedado antigua, ya que es muy difícil adecuar la complejidad de la actualidad con la ley”. El exconseller de la Generalitat aseguró que se está produciendo “una revolución en la forma de crear y transmitir la cultura” y que el gran reto es conseguir “unas políticas y una respuesta colectiva para hacer frente a la realidad”. Y, aunque ahora, las nuevas tecnologías perjudican los derechos de los autores y editores, Mascarell apostó a favor que el futuro se pueda controlar y “el creador pueda recibir su parte correspondiente por cada descarga que hagan de su obra”.

Precisamente, hablando de la idea de gratuidad de las obras con el uso de Internet, Luis Collado, responsable de Google Books, aseguró que “el libro informático es un formato más” y que “Internet no es igual a gratuito” . Pero, también criticó que “las leyes no están teniendo en cuenta los cambios tecnológicos que se han producido” y que “no todas las industrias culturales se han adaptado a estos cambios”. Desde el sector bibliotecario, a través de Núria Altarriba, se propuso el reto que “se garantice el acceso a la cultura y al conocimiento sin exclusión y sin perjuicio”, aunque remarcó que hay que establecer normas de convivencia. Por otro lado, el presidente de la Federación de Gremios de Editores de España, Jordi Úbeda, denunció el actual marco legislativo, asegurando que éste no acaba de proteger la propiedad intelectual. Sobre este tema, subrayó que el mundo editorial quiere una modificación de los actuales contratos de edición” –precisamente en un momento en que la ACEC y la AELC han iniciado conversaciones con los editores para abordar este punto, entre otros– y criticó el exceso de digitalización del dominio público.


   
Vídeo destacado

 
Presentación del libro 'Atreverse a saber'

[+] Vídeos

 

 

 

 

¿Quieres recibir el boletín electrónico de la ACEC?

 

 
 
 

PATROCINADA POR

Pagina nueva 2