Domingo, 12 de julio de  2020



Català  


Por la continuidad de una Institució de les Lletres Catalanes no desnaturalizada
10/6/2011



La biblioteca del Mas Perxés, en Agullana (Alt Empordà), donde se celebró la última reunión de la Institució de les Lletres Catalanes (1937-1939) antes que sus miembros tuieran que exiliarse por el avance de las tropas franquistas (Foto:Carme Esteve)
 
Después de la primera sorpresa –desagradable– de encontrar colgado en la web del Departament de Presidència de la Generalitat de Catalunya, el pasado día 1 de junio, el Avantprojecte de Llei de simplificació, d’agilitat i reestructuració administrativa i de promoció de l’activitat econòmica, a la que todo el mundo se refiere como “Ley ómnibus”, y después de reuniones, contactos y primeras manifestaciones públicas, en la asamblea conjunta de la ACEC, la AELC y el PEN celebrada el 8 de junio, podemos resumir así el estado de la cuestión:

Antecedentes y recorrido histórico
1937-1939. La primera Institució de les Lletres Catalanes se creó el 13 de septiembre de 1937 como culminación de la reorganización del mundo literario posterior al estallido revolucionario en julio de 1936. En el curso de su breve y azarosa existencia desarrolló una intensa actividad con la convocatoria de los premios literarios oficiales, la publicación de la “Revista de Catalunya” y de diversas colecciones, y la puesta en marcha de archivos literarios, espacios radiofónicos, bibliotecas en el frente, bibliobus, etc. La ILC celebró su última reunión en enero de 1939 en el Mas Perxés, en Agullana (Alt Empordà), antes de que sus miembros se exiliaran por el avance de las tropas franquistas.

1977-1987. En el final de ámbito de creación literaria del Congrés de Cultura Catalana se aprueba una moción para el restablecimiento de la Institució de les Lletres Catalanes. La Associació d’Escriptors en Llengua Catalana, constituida de inmediato, asumió la reivindicación, primero ante la Generalitat provisional y después ante la que se formó a partir del Estatuto de 1978. Fue una larga y azarosa negociación, pasando por la desestimación de un proyecto presentado por el PSC en el Parlament de Catalunya. Finalmente, y con el acuerdo y participación del resto de asociaciones y entidades de ámbito literario, el Parlament aprueba la Ley 20/1987 que la recreaba, con un Consejo Asesor con representantes de las entidades del mundo de las letras, que designaba la mitad de los miembros de la Junta de gobierno, completada por representantes de la administración, en un modelo de participación y corresponsabilidad entre  ésta última y la sociedad civil literaria.

1987-2011. En casi un cuarto de siglo de existencia, la ILC ha organizado ayudas a la creación literaria y a la traducción; a las entidades del sector, ediciones de interés especial y actividades de promoción y difusión; a la presencia de escritores en los colegios, bibliotecas, ateneos, festivales, prisiones, etc; ha dinamizado las casas-museos de escritores; ha organizado exposiciones y conmemoraciones, archivos literarios, publicaciones, y un Qui és qui? en la red y un largísimo etcétera. La han dirigido sucesivamente Oriol Pi de Cabanyes, Francesc Parcerisas, Isabel-Clara Simó y Magdalena Oliver, Jaume Subirana y en la actualidad Oriol Izquierdo. Han sido decanos Jordi Sarsanedas, Feliu Formosa, Maria Antònia Oliver, Josep M. Benet i Jornet y actualmente Francesc Parcerisas. Y todo esto hecho con una escasa dotación presupuestaria que, después de haber crecido en los últimos años, este año se ha visto afectada sensiblemente por los recortes.

La propuesta de proposición de ley del 2010
En los años 2009 y 2010 fruto de una reflexión de la Junta de gobierno y el Consejo Asesor se elaboró una propuesta de actualización de la ILC. La experiencia acumulada por un lado, y por otro las afectaciones en sus competencias por la sucesiva creación del ICIC, Institut Ramon llull y el Consell Nacional de Cultura i de les Arts exigían una revisión del texto legislativo de 1987 y una redefinición de los objetivos. Fruto de esta reflexión fue la elaboración de una propuesta legislativa y un plan de futuro en cinco ámbitos de actuación. La propuesta redefinía la personalidad jurídica de la ILC, de acuerdo con el modelo sugerido por la asesoría jurídica del Departament de Cultura, los objetivos y funciones, dotaba al consejo asesor y a la junta de gobierno de más operatividad y otorgaba la presidencia a un/a escritor/a. La denominada técnicamente “Propuesta de proposición de Ley” fue presentada en la Comisión de Cultural del Parlament en julio del 2010, sabiendo que no podía entrar a trámite, para el conocimiento de los grupos parlamentarios, y durante el siguiente otoño fue comunicada a los partidos políticos para que asumiesen el contenido, como expresión consensuada de la voluntad del mundo literario. Todos los grupos consideraron la propuesta razonable, seria y necesaria, incluyendo CIU, a través de Felip Puig y Carme Vidal. Parece evidente, pues, que aquella propuesta tenía que ser el punto de partida para la tramitación de una nueva ley de la ILC para la presente legislatura.

El Anteproyecto Ómnibus
En la sesión de la Junta de gobierno del pasado enero, el nuevo Secretario General del Departament de Cultura, señor Xavier Solà, expone la voluntad de los nuevos responsables de reestructurar y definir un departamento, según ellos, “formado por aluvión”. Pero se dijo que, antes de adoptar decisiones se consultaría y discutiría con los sectores implicados. En el mismo sentido se expresó el Conseller en reunión con el Consell asesor y en el encuentro con miembros de la Junta de gobierno, solicitado ante la ausencia reiterada de algún responsable político en las juntas posteriores, se reiteraron las promesas anteriores.

Así mismo, la primera noticia concreta de las intenciones respecto a la ILC no se produce hasta la publicación del Anteproyecto ómnibus el pasado día 1. Con la sorpresa de que la Ley de 1987 era derogada para ser sustituida por “un órgano colegiado” del Departament de Cultura, presidido por el Conseller, y con unas funciones puramente asesoras, sin presupuesto propio ni director y con una vaga alusión a una posible “comisión permanente”.  De otros puntos del anteproyecto se deducía que la tramitación y la auténtica decisión quedaba en manos de un Institut Català de la Creació i de les Empreses Culturals, que define que “se entiende por empresas culturales las personas físicas o jurídicas dedicadas a la producción, distribución o comercialización de productos culturales. (…) Se incluyen dentro de este concepto las personas físicas que ejercen una actividad económica de creación artística o cultural.” Es decir, una visión puramente mercantil y economicista de la creación, por encima de cualquier otra consideración de orden artístico, innovador, crítico, democrático o solidario. Una muestra más del espíritu neoliberal, no participativo y autoritario que desborda todo el anteproyecto.

Ante esto, y del intento paralelo de laminar igualmente el CoNCA, las entidades implicadas en ambas instituciones empezaron a tener contactos y movilizaciones que han producido resultados rápidamente, aunque estemos al principio de un proceso que será complejo y en algún momento desagradable, por tener que reiterar cuestiones elementales que parecen olvidadas o menospreciadas por los responsables de este despropósito. Con un reconocimiento explícito que ha habido precipitación y mala elaboración, desde el momento que en menos de una semana ya han aparecido oficiosamente nuevas propuestas alternativas que parece que muestran una voluntad negociadora a la que, de momento, hay que agarrarse para intentar volver a un procedimiento abierto, transparente y en el que la voz de los agentes culturales sea oída. También, y ante las reacciones suscitadas, el gobierno se ha visto obligado a ampliar el periodo inicial de alegaciones de siete a quince días más, y hasta se ha planteado la posibilidad de trocear el anteproyecto para facilitar una tramitación parlamentaria sumamente compleja.

¿Dónde nos encontramos ahora?
Después de la carta abierta publicada por el decano, exdecanos y algunos Premis d’Honor de les Lletres Catalanes, el Conseller se ha entrevistado con el Decano y el Secretario General ha participado nuevamente –tras cuatro meses de no hacerlo– en una reunión de la Junta de gobierno de la ILC. En ambos casos se han presentado excusas por el procedimiento seguido, atribuido a cambios en la forma de tramitación de las iniciativas legislativas gubernamentales, que habrían sorprendido a los mismos responsables de un borrador que todavía tenía que ser consultado a las partes interesadas, como se había comprometido. Por tanto, la negociación queda abierta. Según palabras del Secretario General sólo había un punto innegociable, el de la figura jurídica, pero en el resto se podía ir a los planteamientos de la Propuesta 2010, aunque aconsejando una reducción del texto legislativo a los mínimos indispensables, para poder remitir a un futuro reglamento la concreción de la mayoría de aspectos. Aún así, y en comunicación telefónica posterior con el decano, el mencionado responsable ha admitido que hasta este punto era negociable. También se ha aceptado que se negocie en paralelo la redacción de un borrador del reglamento para concretar los compromisos que se asumirían por ambas partes.

Así pues, hasta el día 20 se pueden presentar las alegaciones al Anteproyecto publicado por el Departament de Presidencia. Posteriormente, el gobierno hará las rectificaciones que considere oportunas, para aprobar el 28 de junio el Anteproyecto definitivo que remitirá al Parlament. Entonces se iniciará un trámite en el que se puede incidir a través de los grupos parlamentarios, para que presenten enmiendas globales o de puntos concretos al articulado. Hasta la primera de las fechas se producirá la negociación de una nueva redacción de la Ley, con un anexo a la reserva de las previsiones reglamentarias. Según una disposición transitoria, que también hay que precisar, una vez derogado la ILC 1987 y hasta que se pueda constituir la nueva ILC, continuarían en funciones tanto el antiguo Consejo asesor como la anterior Junta de gobierno para poder hacer posible el traspaso, la elaboración formal del reglamento y la determinación de todas las previsiones legales pendientes.

En la asamblea conjunta de la ACEC, la AELC y el PEN celebrada el 8 de junio en una sala del Ateneu Barcelonès se reafirmó que el punto de partida para la negociación por parte de las asociaciones es la Propuesta de proposición de Ley elaborada y presentada en 2010, que recoge los contenidos elaborados por la Junta de gobierno y ratificados por el Consejo asesor.

¿Qué podemos/podéis hacer?
- Enviar, si todavía no lo habéis hecho, vuestra adhesión personal o colectiva, para la continuidad de una Institució de les Lletres Catalanes no desnaturalizada. Se puede hacer llegar a cualquiera de las entidades literarias que figuran en la lista de adheridos.
- Hacer público vuestro desacuerdo con los contenidos del anteproyecto a través de artículos en prensa, cartas al director, entradas en blogs, intervenciones en programas radiofónicos o televisivos, mensajes en Facebook (www.facebook.com/EscriptorsAELC o facebook.com/ACEC.Catalunya) o en Twitter (http://twitter.com/#!escriptorsaelc) o por cualquier otro medio de difusión.
- Hacer alegaciones al Anteproyecto. El procedimiento es muy sencillo: identificarse, hacer constar el motivo que os inducen a alegar y, a continuación, aducir las razones por las que encontráis desacertado/incompleto/erróneo/contradictorio/etc. el anteproyecto en uno o diversos puntos, secciones y artículos. Las alegaciones se pueden enviar por escrito al Gabinet Jurídic de la Generalitat (calle Jaume I, 2-4; 08002 Barcelona) o por correo electrónico a la dirección (gbjuridic@presidencia.gencat). Hay la previsión, de la que informaremos más concretamente pronto, de hacer una concentración el último día de presentación de las alegaciones, para hacer visible la oposición del mundo cultural al Anteproyecto ómnibus y a la desnaturalización de la ILC y el CoNCA.

Se irá informando puntualmente de todas las evoluciones que experimente este proceso, especialmente de la evolución de las negociaciones con la Conselleria referentes a la futura Ley y su reglamento.

Adhesiones a la continuidad de una Institució de les Lletres Catalanes sin desnaturalizar (Llistat publicat al web de l'AELC)

Manifest en defensa de la Institució de les Lletres Catalanes

En otros medios:

ILC. El meu article a favor de la Institució de les Lletres Catalanes (Avui)

Dos punts: desgraciada al quadrat (Ara)

La institució (Avui)

Rella pide que la nueva Ley Ómnibus no afecte a la ILC (La Mañana)

Mascarell diu que amb la llei òmnibus s'estalviaran 4 o 5 milions (Cultura 21)

Distorsions en la gestió cultural Avui (Miquel de Palol)

Adéu a la ILC? (El 9 Nou, El Vallenc, El 3 de Vuit)

El CoNCA critica el contingut, el continent, el fons i les formes de la llei òmnibus (Cultura 21)

La ILC no pot desaparèixer (Ara)

El CoNCA considera que l'avantprojecte de llei de simplificació és un retrocés en la gestió neutral de la cultura (Vilaweb)

COMUNICAT sobre l'Avantprojecte de Llei Òmnibus (CoNCA)


Anna Crowe: "La independència de la ILC s'hauria de protegir" (Vilaweb)

Prados-Llei òmnibus: "CiU no té confiança en el sector de la cultura i torna a les velles pràctiques intervencionistes i de control"
(Nota de premsa PSC)

La Fabv crida a la ciutadania a expressar el seu rebuig a les retallades i la Llei Òmnibus (FAVB)

Manifiesto en defensa de la Institució de les Lletres catalanes (La Vanguardia)

Cultura es nega a negociar el caràcter d'entitat autònoma de la Institució de les Lletres Catalanes (VilaWeb)

Francesc Parcerisas, degà de la ILC, indignat per la ignorància i la supèrbia de Cultura (VilaWeb)

Tres 'premis d'honor' defienden la Institució de les Lletres (El País)

Decanos y Premios de Honor piden continuidad de Institució Lletres Catalanes (ABC)

L'òmnibus i les lletres catalanes
(Público)

El Gobierno catalán contra las Letras Catalanas (Cuaderno de notas de A.T)

En defensa de l'ILC (Diari de Balears)

La Generalitat de Catalunya se propone abolir la "Institució de les Lletres Catalanes" (Pensión Ulises)

Lectura pública (El 9 Nou)

¿Ómnibus gratis? (La Vanguardia)




   
Vídeo destacado

 
Presentación del libro 'Atreverse a saber'

[+] Vídeos

 

 

 

 

¿Quieres recibir el boletín electrónico de la ACEC?

 

 
 
 

PATROCINADA POR

Pagina nueva 2