Jueves, 9 de julio de  2020



Català  


Voces nuevas, con la poesía de Rut Muñoz
23/2/2012



Jesús Aguado y Rut Muñoz (Foto:Carme Esteve)
 
Jesús Aguado presentó a la poeta Rut Muñoz en la sesión del ciclo 'Voces nuevas', coordinado por Albert Tugues, que tuvo lugar el pasado 16 de febrero, en el Aula dels Escriptors del Ateneu Barcelonès.

Aguado, poeta, traductor y crítico literario, presentó a la poeta Rut Muñoz y destacó en su poesía la búsqueda de esos límites que llevan la palabra al despojamiento, a la escritura de poemas breves, "de pocos versos y escasas palabras, pero las necesarias, aquellas palabras imprescindibles para decir el poema". Ambos comentaron la necesidad de buscar e intentar alcanzar la luz del horizonte, de transgredir el límite y pasar al otro lado del horizonte, tarea imposible, advirtieron, "ya que detrás hay siempre otro horizonte, otra luz". Pero, en el vértigo de esa  búsqueda, "la visión quedará formalizada en el poema como un resto de luz efímera".

Jesús Aguado se refirió también a la inmovilidad aparente en la poesía de Rut Muñoz, a esa inmovilidad que, sin embargo, no es estática, sino que se mueve como aquel pájaro que sentía vértigo al volar y que aparece en un poema de Rut Muñoz. “Ese pájaro es el poeta, cuya obligación es sobrevolar el mundo a pesar de que esa tarea le dé vértigo (o precisamente porque se lo da, es decir, precisamente porque sentir la atracción del vértigo es lo que define la vocación del poeta)", explicó Aguado. 

El presentador también destacó la operación transformadora de la realidad en los poemas de Rut Muñoz, citando una leyenda de La rama dorada, de James Frazer: “En La rama dorada se cuenta la leyenda de dos ciudades, una llamada "pez" y otra llamada "red", que siempre estaban enfrentadas. "Red", como es lógico, siempre atrapaba (vencía) a "pez". Hasta que un sabio (un poeta, según mi interpretación) se dio cuenta y mandó edificar dos altas torres en medio de la ciudad llamada "pez", para impedir que la red de "red" cayera sobre ella. A partir de ese momento la red dejó de comerse al pez. La poesía tiene esta otra misión antigua y casi olvidada: poner a las palabras a trabajar para transformar el mundo, algo que Rut Muñoz hace mediante su poesía”.

A continuación, la autora hizo lectura de una serie de poemas breves que pertenecen a su libro inédito La mujer catatónica, libro en que la autora habla de un personaje inmóvil en apariencia, pero que extiende las alas y vuela hacia el límite, hacia el horizonte. La poeta, antes de la lectura, barajó primero las páginas manucristas como si fueran naipes, fiando al azar el orden de los poemas que iba a leer, ya que, según dijo, la historia del personaje poético de su libro tampoco estaba sometida a ninguna cronología determinada.

Durante el debate con el público se señaló la forma elíptica de su poesía, sugiriendo más que diciendo la experiencia, dando la substancia poética de aquello vivido y soñado, pero que no se nos revela en el poema. La autora también confesó su devoción por Marguerite Duras, y describió un viaje iniciático a París siguiendo las huellas y los lugares míticos de la escritora francesa.

En la próxima sesión del 15 de Marzo, Dante Bertini nos presentará a tres voces nuevas, Álex Chico, Iván Humanes y Juan Vico.

.....................................................
 
Rut Muñoz nació en Valencia en 1976. Es licenciada en Historia del Arte y en Medicina Tradicional China, displicina esta última a la que se dedica profesionalmente.


POEMAS

         mi soledad,
 
una habitación cerrada

una desconocida dentro

...............

La llamaban


la devota de orillas

y arañazos


la horizontes

la olvidada del cielo

la vahídos


no servía para nube

no servía para niebla

..............


Dime qué hago con los agujeros

que me abres


no sé dónde ponerlos.

..............


Tú no has existido nunca. Nunca.

Lo juro.


Llenarme la cabeza de agua y ahogarte.

.....................


            Estoy sola.

Hay un montón de cajas con cuadernos de la escuela

ocupando el armario del pasillo.

A eso me refiero.

...............


Esa planta en la ventana

nunca la riego pero

las hojas enredadas a los barrotes

crecen

cuelgan hasta el suelo

tapan los cristales.

Ya no veo la calle.

….......................

Soy un pájaro con vértigo.     



Galería fotográfica
   
Vídeo destacado

 
Presentación del libro 'Atreverse a saber'

[+] Vídeos

 

 

 

 

¿Quieres recibir el boletín electrónico de la ACEC?

 

 
 
 

PATROCINADA POR

Pagina nueva 2