Jueves, 2 de julio de  2020



Català  


La ACEC ante los nuevos retos
9/10/2012



(Foto:)
 

Ante los hechos que en las últimas semanas se han producido en el ámbito político, enmarcados entre la manifestación popular del 11 de septiembre y el debate parlamentario de donde han salido la disolución de la Cámara y la convocatoria de elecciones, desde la dirección de la Associació Col·legial d'Escriptors de Catalunya (ACEC) se considera oportuno emitir un mensaje de tranquilidad dirigido a los asociados y asociadas y, en todo caso, a aquellos a quienes pueda interesarles. 

Desde diferentes sectores y sensibilidades sociales y políticas diversas se están expresando ideas: algunas que generan ilusiones; otras, incerteza, inquietud, recelos. No podemos dar respuesta a todas ellas, ni tendría sentido intentarlo, pero sí a las que afectan la situación de los escritores y traductores que viven en el país. Así, les hacemos saber los puntos siguientes:

1. Además del conjunto de atribuciones y prerrogativas contempladas en sus Estatutos, la Associació Col·legial d'Escriptors de Catalunya (ACEC) mantiene ahora más que nunca el sentido como lugar de encuentro y de diálogo de los autores y traductores sea cual sea su idioma de trabajo, y continuará trabajando por la convivencia, la concordia y la colaboración que hasta ahora ha sido su línea de actuación.

2. En consecuencia con la no beligerancia en el terreno lingüístico y social y sin perjuicio de las posiciones que de forma incuestionablemente legítima puedan tomar a título personal sus asociados, también en el terreno político la ACEC continuará manteniendo escrupulosamente la más estricta neutralidad, con la única toma de partido por la libertad de expresión de la voluntad ciudadana, de acuerdo con la línea seguida desde su fundación en 1984.

3. Desde los organismos de gestión cultural de la Administración se está trabajando en las diversas hipótesis de futuro, y la ACEC participa como miembro activo.  Por lo tanto podemos constatar que la línea de trabajo se encara de forma inequívoca a asegurar que no se vulnerarán ni se menospreciarán los derechos de ningún sector de la ciudadanía en el caso de que Catalunya llegara a tener un Estado propio. Insistimos en ente punto: en caso de que tal contingencia llegue a producirse.

4. En este sentido se prevén mecanismos para garantizar los derechos de todos los escritores, sea cuál sea el idioma en el que escriban, y si es preciso, acuerdos con otras instituciones que les permitan el acceso a los beneficios habituales en una sociedad de derecho, por ejemplo:  ayudas y becas a la creación literaria y a la traducción, hecho que mejoraría de forma substancial las prerrogativas actualmente disponibles para el conjunto de los ciudadanos. 

5. En consecuencia, la ACEC insta a la prudencia en el momento de dar crédito a predicciones infundadas, a alarmismos tendenciosos, a expectativas apocalípticas, todo ello emitido desde el desconocimiento, desde el miedo o desde la beligerancia política, legítima pero poco constructiva y nada conciliadora. Nos consta que en las instancias administrativas existe la convicción y, por lo que respecta a su responsabilidad, el firme propósito de hacer que sea así que,  si se produce  en un futuro más o menos próximo la situación que sea, ningún sector de la cultura será menospreciado y mucho menos perseguido, que ningún individuo tendrá que abandonar el país porque sus derechos hayan sido vulnerados o disminuidos,  al margen evidentemente de que  pueda o quiera hacerlo por cuestiones personales.

6. Nos comprometemos a mantener una línea de información lo más amplia y objetiva que permitan los acontecimientos, y seguimos a disposición de los asociados para cualquier cuestión que planteen.

Miquel de Palol



   
Vídeo destacado

 
Presentación del libro 'Atreverse a saber'

[+] Vídeos

 

 

 

 

¿Quieres recibir el boletín electrónico de la ACEC?

 

 
 
 

PATROCINADA POR

Pagina nueva 2