Miércoles, 15 de julio de  2020



Català  


Sant Jordi reaviva las ventas y se convierte en una ocasión para reclamar la protección de los derechos de autor
24/4/2013



(Foto: HM)
 

La Diada de Sant Jordi volvió a llenar, un año más, las calles de toda Catalunya de libros y rosas convirtiéndose en un balón de oxígeno para autores y editores, en el panorama especialmente delicado que vive el mundo de las letras, tanto en la venta de libros como en la falta de protección de derechos. Mientras esperamos conocer las cifras oficiales, el Gremi de Llibreters de Catalunya considera que la venta de libros de este año será “parecida a la del 2012”, que se facturó más de 18 millones de euros.

En relación a las preferencias de los lectores, la situación política y económica actual se dejó entrever en sus compras. De esta manera, los títulos dedicados a reivindicaciones sociales y, sobre todo, al proceso de soberanía de Catalunya son los que tuvieron más salida. De hecho, el libro más vendido en las dos lenguas fue la novela histórica Victus, de Albert Sánchez Piñol, que repasa los hechos ocurridos en 1714 en la Guerra de Sucesión. A este título le siguieron L’estiu que comença (Silvia Soler) y Plans de futur (Màrius Serra) en catalán, y La Reina descalza (Ildefonso Falcones) y El maestro del Prado (Javier Sierra) en castellano. Muchos autores de la ACEC estuvieron en las paradas que estaban repartidas por toda Catalunya firmando libros o participando en actos, como el homenaje que recibió la poeta Cristina Peri Rossi por parte de su país, Uruguay, en la sede del Departament de Cultura.

La celebración del Día Internacional del Libro se aprovechó para reivindicar los derechos de los autores y editores. El Centro Español de Derechos Reprográficos (CEDRO) recordó que el trabajo de estos dos colectivos “favorece el progreso científico, cultural y social; la creación y difusión del conocimiento; el desarrollo de nuevas formas de negocio y la proyección internacional de la lectura”.

La entidad también pidió al gobierno español “que sea responsable con la cultura mediante el respeto a los derechos de propiedad intelectual y una justa remuneración a autores y editores cuando se haga uso de sus obras”. La última acción de CEDRO en esta materia fue a principios de abril, cuando hizo una protesta conjunta al lado de otras asociaciones de escritores y editores del Estado para exigir al ejecutivo central que revoque la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual y active las medidas necesarias de protección de los derechos de autor.



   
Vídeo destacado

 
Presentación del libro 'Atreverse a saber'

[+] Vídeos

 

 

 

 

¿Quieres recibir el boletín electrónico de la ACEC?

 

 
 
 

PATROCINADA POR

Pagina nueva 2