Lunes, 6 de julio de  2020



Català  


Barcelona explota su geografía literaria
24/3/2013



(Foto: HM)
 

La Barcelona literaria y la ciudad como escenario novelado han centrado parte de los coloquios de hoy domingo en el Salón del Libro de París. El programa presentaba diferentes sesiones que han versado sobre la ciudad y su presencia en la literatura. La más destacada ha sido la celebrada en el auditorio oficial del salón y que tenido a Eduardo Mendoza, Albert Sánchez Piñol y Mathias Énard como participantes. En las sesiones de hoy también ha participado Carme Riera, recientemente reconocida con el premio José Luis Giménez – Frontín, que concede la ACEC.

Bajo el título “Las metamorfosis de Barcelona”, Mendoza, Sánchez Piñol y Énard han recorrido diversos capítulos de la historia y la evolución de la ciudad y de qué manera aparecen reflejados en sus obras. Mendoza –de quien el Institut Ramon Llull y la organización han tomado prestado el título La ciudad de los prodigios para reunir la presencia barcelonesa en el certamen– ha señalado que “la ciudad ha cambiado en mis novelas sin que yo haya sido consciente”. “Las calles, los personajes y los hábitos que se han transformado en los últimos años se reflejan en las novelas”.

Precisamente, Sánchez Piñol ha apuntado que una de las causas que le llevó a escribir Victus fue La ciudad de los prodigios: “cuando leí el episodio del siglo XIX en el que, en cada revolución, los barceloneses asaltaban la Ciutadella me impactó mucho”. Sánchez Piñol ha calificado la derrota de 1714 como “una tragedia universal, no únicamente local”. Por su parte, Mathias Énard ha subrayado que novelas como La ciudad de los prodigios y Victus “cambian la manera de ver la ciudad en la que vives” y ha añadido que “Barcelona dispone de una sólida geografía literaria que ofrece enormes posibilidades”. Los tres novelistas, que han escrito obras en diferentes idiomas, han coincidido en afirmar que “es la lengua quien te escoge y no al revés”.

Precisamente, la geografía literaria de Barcelona ha sido el itinerario del coloquio “La Barcelona literaria de Manuel Vázquez Montalbán”, que ha reunido a Alicia Giménez Bartlett, Dominique Bourgois y Georges Tyras. El coloquio ha dado la mano a Carvalho y Petra Delicado y ha permitido viajar por la Barcelona de los setenta y ochenta para aproximarse a los escenarios y los ambientes de las novelas de Montalbán.

Y Barcelona también ha sido la protagonista en los diálogos poéticos con Buenos Aires e histórico-literarios con París y Bucarest. En el primer caso, Miquel de Palol ha conversado con Jonio González y ha defendido el castellano de Catalunya como una variante más de la lengua castellana frente a las críticas que en ocasiones se oyen desde Madrid y que lo consideran como un error. “Poetas como Gil de Biedma, Barral o Goytisolo cultivaron este castellano a través del cual contribuyeron a modernizar la expresión poética española”.

Carme Riera ha tenido hoy doble presencia. Además de participar, junto a Gabriela Adamesteanu en el diálogo entre Barcelona, París y Bucarest, ha sido una de las tres integrantes del coloquio “El arte de recitar”, con Jaume Cabré y Mathias Énard. Los tres autores han mantenido una interesante conversación sobre la fuerza de sus personajes y cómo condicionan el desarrollo de sus obras. Mientras que el autor de Jo confesso se ha erigido omo el dominador de sus personajes (“en último caso, yo decido sobre ellos”), la escritora mallorquina se ha mostrado condicionada por ellos (“he llegado a tener luchas muy violentas con personajes míos de mucha fuerza”) y ha expuesto el caso de un personaje que quería eliminar rápido de circulación y finalmente se vio obligada a dedicarle dos capítulos.



   
Vídeo destacado

 
Presentación del libro 'Atreverse a saber'

[+] Vídeos

 

 

 

 

¿Quieres recibir el boletín electrónico de la ACEC?

 

 
 
 

PATROCINADA POR

Pagina nueva 2