Lunes, 14 de octubre de  2019



Català  


Lledó y Febres defienden la tradición literaria, “confundida muchas veces con el plagio”
Jornadas 4/2/2009



Montserrat Conill, Eulàlia Lledó, Anna Caballé y León Febres (Foto:Carme Esteve)
 
Eulàlia Lledó y León Febres Cordero fueron los ponentes de la segunda sesión, ayer martes 3 de febrero, sobre la excelencia literaria, organizadas por la Asociación Colegial de Escritores de Cataluña. La mesa redonda, moderada por Anna Caballé, se centró en la importancia de la tradición literaria y denunció a la crítica literaria por convertir los vínculos entre los autores en plagio.

La ponencia de Febres Cordero fue una encarnizada defensa de la tradición, partiendo de un fragmento de Las Bacantes de Eurípides, y poniendo como ejemplo a la cultura griega, que no tenía en cuenta la libertad de no creer en la existencia de la divinidad, ya que reconocer que hay dioses formaba parte de una tradición, de una “divina elementalidad de la tradición”. El dramaturgo insistió en la acción que se desprende de esta tradición, haciendo referencia una vez más a los griegos: “La religiosidad griega restringió su economía dogmática a reconocer la divinidad manifiesta, tanto en la natural regularidad de esta tradición, como en el efecto que, por analogía, en la práctica del quehacer diario griego tenía”.




Por otro lado, Eulàlia Lledó centró su intervención en diferenciar la tradición del plagio. De hecho, Lledó expuso que “en la literatura, si realmente es literatura, es muy difícil que exista copia o plagio”. Esta afirmación parte de la base que “la literatura es tradición, estirar el hilo de lo que ya se ha hecho e ir un poco más allá. No hay ningún problema en que un autor se reconozca en el texto de una autoría ya pasada y homenajee su excelencia”. La filóloga ejemplarizó estos homenajes de unos escritores a otros con nombres propios de la literatura, con relaciones y vínculos entre autores, y denunció la confusión que existe entre la tradición y el plagio, responsabilizando de ello a la crítica literaria. “La crítica, con sus partidos tomados, puede oscurecer el respeto entre autorías, puede romper eslabones de las cadenas de las más bellas tradiciones, puede empobrecer cánones, puede llegar a negar reconocimientos o presentar como plagios lo que no es más que unas autorías nutriéndose de otras”, concluyó Lledó.

Anna caballé cerró el acto destacando que “la excelencia literaria es un criterio necesaio, igual que es necesaria la idea de autor” y denunció la “injusticia del canon literario, que ha prescindido muchas veces de la autoría femeninia”.

La tercera jornada, hoy 4 de febrero, lleva por título “La construcción del canon literario” y participarán en ella Rafael Argullol y Lluis Maria Todó, moderados por Valentí Gómez i Oliver.



Galería fotográfica
   
Vídeo destacado

 
Presentación del libro 'Atreverse a saber'

[+] Vídeos

 

 

 

 

¿Quieres recibir el boletín electrónico de la ACEC?

 

 
 
 

PATROCINADA POR

Pagina nueva 2