Viernes, 18 de octubre de  2019



Català  


La preocupación de Maragall por la pervivencia de su palabra poética
7/10/2009

IX Jornadas Poéticas


David Castilo, Anna Caballé, Miquel de Palol, Pere Maragall i Montserrat Conill (Foto:Carme Esteve)
 
Pere Maragall, erudito de la literatura de los siglos XIX y XX y, sobre todo, especializado en la vida y obra de su abuelo, Joan Maragall, ofreció, el pasado 6 de octubre, una espléndida conferencia en la segunda sesión de las Jornadas Poéticas de la ACEC. La sala de actos del Museu Picasso de Barcelona acogió también una mesa redonda sobre la poesía de la contracultura, con la participación de Pau Riba, Joan Vinuesa y David Castillo.

“Maragall cree en el valor ontológico del lenguaje. El lenguaje dice las cosas, las hace y está hecho por ellas. Esta fue una de las reflexiones que Pere Maragall hizo en el transcurso de su conferencia, que se centró en uno de los poemas más desconocidos del poeta, Dimecres de cendra, para explicar la importancia de la palabra poética para Maragall y su “deseo de superar el tiempo con su obra poética”. “Este poema es una andanada contundente a favor de la potencia del lenguaje poético”, reflexionaba Pere Maragall. El ponente se basó en estos versos y también en el manifiesto que Maragall leyó durante los Jocs Florals de 1905 para explicar “la actitud visionaria que se manifiesta en algunos de sus textos, que tiene mucho que ver con su deseo para superar el tiempo”. Pere Maragall finalizó su parlamento afirmando que “Maragall es el poeta de la inspiración y de la sinceridad; es extremadamente lúcido ante la palabra”.

La mesa redonda “Los poetas de la contracultura” completó la jornada de ayer. Pau Riba, David Castillo y Joan Vinuesa hablaron sobre su experiencia personal durante el auge de este movimiento cultural. “Éramos libre-pensadores en el triste mundo que nos tocó vivir”, afirmaba Vinuesa en la lectura de un escrito que describía el estallido de la contracultura, relacionado con el contexto histórico del momento. “El objetivo era ser libres”, añadió el pintor y poeta, que estima que todavía se encuentra inmerso en este  movimiento. Por otro lado, Riba habló del papel de los poetas en la contracultura en ese momento, ya que “fueron los cronistas de la realidad, los que la descubrieron y los que han dejado este legado”. Para Riba, “las civilizaciones quedan definidas por alguna droga y lo que pasó en los años 60 y que dio pie a la contracultura fue la aparición y la popularización de una nueva droga que fue el LSD”. La contracultura fue una “nueva cultura que chocaba con la nefasta cultura imperante”

Entre los asistentes a la sesión de ayer, hay que destacar la presencia del ex president de la Generalitat, Pasqual Maragall y del conseller d’ Educació, Ernest Maragall, que no quisieron perderse unas Jornadas dedicadas a su abuelo, Joan Maragall.



Galería fotográfica
   
Vídeo destacado

 
Presentación del libro 'Atreverse a saber'

[+] Vídeos

 

 

 

 

¿Quieres recibir el boletín electrónico de la ACEC?

 

 
 
 

PATROCINADA POR

Pagina nueva 2