Jueves, 26 de mayo de  2022



Català  


III Jornadas de la excelencia. Ángel Crespo: poesía, traducción vanguardia
David Castillo14/10/2014



(Foto:wikipedia)
 

Nuestro hombre fue capaz de conjugar la naturaleza dentro del dominio de la vanguardia, subvertir la tradición para después forjarla como una parte indisociable de ella misma. Todo esto dentro de la poesía, que fue su palo de pajar. Y con el ánimo del poeta abordó todo el resto de su producción, como crítico de arte y literario, como traductor e introductor de algunas de las principales figuras desde la década de 1960, como docente -era un maestro de maestros- y también como editor e impulsor de grandes proyectos, donde se gestaron col.lectivos, siempre en la resistencia de un país refractario y hostil con la cultura.

Hace casi veinte años que Ángel nos dejó en Barcelona –su patria de adopción, que creo que no le ha correspondido nada- y aquellos días entre la Clínica Quirón y el avance inevitable de la enfermedad que lo liquidó, los poemas que escribía acontecieron una guía preclara aquella iniciación a la sombra, que tenía algo de testamento porque condensó como un sabio zen todos los componentes de su poesía. Crespo se convirtió en una metonimia del buen gusto, de la actitud cívica y de la estética por ante otras consideraciones dentro de un mundo feo y un país idiota. Desde los primeros versos, la publicación de las primeras revistas, la irrupción dentro del mundo postista y la visión del exilio como única posibilidad de supervivencia, ética, estética y personal, la aventura de Ángel Crespo no se puede resumir en cuatro líneas porque fue un hombre que abrió el camino, que nos dio las coordenadas para seguir una ruta, que la encontraremos en una lectura serena de sus versos y también en el canon extraordinario que fue de la literatura, por encima de consideraciones local y visiones sesgadas.

Desde la humildad y el recuerdo, hemos querido hacer un homenaje a nuestro maestro, con algunos amigos y especialistas, que repasarán sus vertientes y nos leerán una pequeña antología de aquello que no se cansó de darnos: “Tal vez un ángel vaya / recogiendo palabras y poniéndolas / entre las hojas de un gran llibro, / como si fuesen flores recien cortadas”. No tenemos ninguna duda de quien ha sido nuestro ángel.



   
Vídeo destacado

 
Presentación del libro 'Atreverse a saber'

[+] Vídeos

 

 

 

 

¿Quieres recibir el boletín electrónico de la ACEC?

 

 
 
 

PATROCINADA POR

Pagina nueva 2